¿Qué diría Darwin?

Me alucina ver como el entorno madridista aplaude que se paguen 96 millones de euros por Cristiano Ronaldo (94 al Manchester y dos al Sporting de Lisboa, sin contar los impuestos, que a saber a dónde disparan la operación) . Con el mundo aún coleando para salir de una crisis económica causada en gran parte por, precisamente, pagar cosas muy por encima de su precio el señor Florentino Pérez ha despachado casi 160 millones en dos jugadores cuando todo indicaba que los grandes traspasos del verano rondarían los 40 millones como mucho. Y aún queda por llegar Villa, algún centrocampista y arreglar ese Cristo que tienen en la defensa, que les obligará a fichar a dos o a tres jugadores más. Aprendiendo lecciones se ha dicho, evolucionando.

Casi parece que Floren, descendiendo de los cielos, esté pagando toda esta calderilla de su propio bolsillo cuando el que paga es en realidad el Real Madrid, esto es, sus socios. Esos socios que parecen no recordar cómo acabó el anterior álbum de cromos de Florentino. Por alguna extraña razón, se asocia la palabra “Florentino” y “Galácticos” a las tres Champions que el Madrid ganó en 1998, 2000 y 2002, cuando realmente sólo esta última se ganó durante el mandato del Ser Superior. Y además gran parte de la plantilla (y el entrenador) era la heredada de Lorenzo Sanz con los añadidos de Figo y Zidane. Precisamente cuando se decidió a cambiar esta base, deshaciendose de Del Bosque y pilares fundamentales del equipo como Makelele fue cuando su proyecto se hundió.

En el Madrid creen (o venden) que el Barça está nervioso por el Retorno del Rey. Aún no tienen equipo pero ya asumen que, como en el pasado, Florentino reducirá a cenizas al Barça y que volverá a alzarse con todos los títulos y alguno más que tendrán que inventarse, pero parten de una base errónea. Durante el anterior mandato de Pérez (de junio de 2000 a 2006), el Madrid ganó dos Ligas (2001 y 2003) y una Champions (2002), curiosamente lo mismo que ganó el Barça en el mismo periodo dos Ligas (2005 y 2006) y una Champions (2006), o al menos así hubiera sido si Florentino no hubiera dimitido como una rata en plena temporada cuando el barco se hundía.

ACTUALIZACIÓN:

Como no me apetece crear otro post con más de lo mismo, actualizo este.

Digan lo que digan, decir que pagar tanta pasta por CR94 no es estar ni acojondo ni acomplejado. Es más, como culé estoy encantado que le Madrid se esté dejando este pastizal en pocos jugadores porque así le quedará menos para reforzar otras posiciones (en este momento Metzelder sería defensa titular del Madrid) y además hace que el Madrid ya no necesite fichar a Ribéry, que pasaría por ser el gran refuerzo del Barça para el año que viene. No es el culé que hay en mi el que está “acojonado” por el fichaje de Cristiano Ronaldo, es el humano que hay en mi el que está sorprendido por la forma en la que se ha producido.

Es curioso ver como hace unos años era el Barça el que se gastaba burradas de pasta en jugadores de relumbrón para tampar los éxitos del Real Madrid. Ahora es al revés.

Acerca de Javier Elío

Periodista. Guionista. Pitoniso fracasado. Farsante. Idiota
Esta entrada fue publicada en Real Madrid y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s