Rescátame DeLuxe

No cabe duda que los mineros chilenos son dignos de admiración. Aguantar 69 días bajo tierra -diecisiete de ellos sin contacto con el exterior, sin saber si llegaría el rescate y con poquísima comida y agua- es algo mpresionante, pero su liberación difícilmente cambiará mucho, ni siquiera poco, la historia de la humanidad. Con todo, pocas noticias han copado con tanta contundencia las portadas de medios de todo el mundo. En estos momentos, prácticamente todos los diarios digitales de la red tienen como noticia destacadísima las operaciones de rescate. The Guardian, Le Monde, New York Times, The Washington Post, Frankfurter Allgemeine… algo totalmente desmedido y exagerado. Sólo para los medios italianos está en segundo plano, tras los simpáticos ultras Serbios que casi rompen Génova.  ¿Noticias importantes? La historia de los mineros es emotiva, es una lucha de unos hombres contra la desesperación, es una emocionante contrarreloj para salvar la vida que según como se venda puede incluso revestirse de un tono épico. Peliculero y fácil de cubrir: mandas a un tipo con un boli y una hoja de papel al Campamento de la Esperanza, rellenas una ficha de cada trabajador atrapado con cuantos hijos tiene y cómo llegó a la mina, el que llevaba tres días trabajando allí, el que había cambiado el turno con un compañero, el que no sabe que su novia está embarazada… y ya tiene usted la Balada triste del minero atrapado lista para ser emitida ¿qué más quiere?

España no iba a ser menos en este salvaje e inhumano carnaval mediático, y como no podíamos mandar a la Esteban a la mina nos hemos tenido que poner creativos. El País -ese diario serio, riguroso y pedante que a veces parece que inventó la ética periodística- se ha descolgado con un espectacular contador de mineros rescatados como si de Lemmings se tratara. Esto junto a un gráfico en el que se identifica a cada minero rescatado con una breve ficha (lo dicho, número de hijos y la historia de cómo llegó a trabajar a la mina que ya hemos innovado bastante por hoy). Este gráfico ha sido copiado vilmente unas horas después por El Mundo. El resultado es que parece que el diario de Pedro J. y el de Prisa hayan entablado una peculiar partida de bingo.

Y el circo no acabará aquí. Ahora llegarán las diez mil entrevistas en las que se tratará de sacar o el héroe que hay en cada minero o las miserias que vivieron en su cautiverio entre rocas, según la dignidad del periodista que la haga. Luego vendrán los seguimientos: ¿qué minero decide vivir cada día como si fuera el último? ¿quién se deprime? ¿quién abraza a la religión? ¿invitará Jorge Javier Vázquez a Johnny Barrios, el minero que tiene a su mujer y a su amante esperando a que salga para canearle? Lo triste es que nada sería sorprendente, porque a aquella mina entraron 33 mineros y han rescatado a 33 estrellas del rock.

Acerca de Javier Elío

Periodista. Guionista. Pitoniso fracasado. Farsante. Idiota
Esta entrada fue publicada en Grandes Momentos de la autoproclamada prensa seria, Periodismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s