La dictadura del click (o drama del periodismo digital)

Un hombre sobrevive a ser alcanzado por un rayo en el escroto” o “la entrepierna más famosa del mundo” son dos de las noticias más visitadas en este momento en las webs de dos de los periódicos más importantes de nuestro país. En este ranking también podemos encontrar otros hechos trascendentales para la humanidad como “dos borrachos amanecen con un pingüino y no se acuerdan de nada” y por supuesto una ristra de titulares sexuales como “los mitos del sexo anal” o “la vagina sorprende a los científicos”. Y estamos hablando de medios presuntamente serios, no prensa amarilla ni deportiva.

Con el salto de papel al formato digital, la prensa escrita ha cambiado su rol dentro del periodismo. Ha abandonado su rol de análisis y reflexión sobre la noticia para encajarse entre la inmediatez de la radio y la espectacularidad que proporciona la televisión. El periodista ya no tiene horas para tratar la información sino que lo tiene que hacer para “hace cinco minutos” para tener la noticia publicada antes que la competencia. El resultado no podía ser otro, hasta el punto que varios medios pueden llegar a publicar una noticia errónea por no tener tiempo (o ganas) de contrastar sus fuentes. Pero en el fondo esta carrera por dar la noticia antes que los demás es más vieja que el pan y ahora sólo se ha exagerado. La culpa es de los propios medios escritos por querer entrar en una competición de velocidad que hasta ahora no era realmente suya, acostumbrando al lector a artículos cortos, superficiales y mal escritos. La culpa del bajo nivel del periodismo digital no es de nadie más que de los periodistas… ¿o no?

Volvamos al principio: rayos que entran por el escroto, borrachos que se despiertan con pingüinos, entrepiernas famosas… todas ellas son las noticias más vistas del día. En un fin de semana en el que Europa podría dar un golpe de timón a su política económica según el resultado de las elecciones francesas o en el que pueden dar pasos importantísimos hacia el final de ETA los lectores prefieren ver piezas que no deberían pasar de breves en la prensa más amarillista. Y ese es el verdadero drama del periodismo en la era digital, los ‘clicks’. Por primera vez en la historia del periodismo, se tiene información directa de cuales son las noticias más leídas de una publicación (aunque sería más exacto decir que son las más visitadas) y hay pocas cosas más desalentadoras que mirar estas listas. ¿Con qué ánimo encara alguien un reportaje trabajadísmo sobre la situación del Euro si sabe que un video de un tipo disfrazado de oso pegándose una castaña tendrá el triple de visitas? Y más en tiempos donde las empresas periodísticas despiden trabajadores a mansalva ¿sale rentable tener a un trabajador una semana trabajando en un reportaje cuando tenerlo copiando teletipos de noticas divertidas o sexuales genera muchas más visitas? Y más visitas son más ingresos.

Es cierto mucho de lo que se dice del bajo nivel del periodismo en los últimos años. Sin embargo es un gran error culpar únicamente al periodista. Nada agrada más al buen periodista –que los hay- que tratar con rigor y profundidad una noticia importante. Pero, más allá de las lamentables condiciones en las que muchas veces se tiene que trabajar, es muy triste que mientras tanto se tenga que preguntar “¿para qué, si la gente prefiere leer sobre un tío al que le cae un rayo en el escroto?”.

Anuncios

Acerca de Javier Elío

Periodista. Guionista. Pitoniso fracasado. Farsante. Idiota
Esta entrada fue publicada en Grandes Momentos de la autoproclamada prensa seria, Periodismo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La dictadura del click (o drama del periodismo digital)

  1. Pingback: La dictadura del click (o drama del periodismo digital)

  2. cainebcn dijo:

    Quizá también influya la época que estamos viviendo, en la cual muchas veces llegamos saturados de malas noticias que se repiten día tras día acerca del euro, la prima de riesgo, etc. Yo mismo reconozco que a veces me apetece más leer como diablos puede caerte un rayo en el escroto que si Alemania y Francia estudian la entrada de eurobonos.

    O puede que simplemente todos seamos más banales de lo que pensábamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s