The Newsroom: Lección de (y oda al) periodismo

Las expectativas son algo muy peligroso. Y cuando se cruzan el nombre de Aaron Sorkin y las siglas de la HBO las expectativas pueden tomar una altura muy notable. El ala oeste de la Casa Blanca fue uno de los primeros eslabones de la gran generación de series que hoy pueblan la parrilla televisiva norteamericana. La era dorada de la televisión ha alcanzado su máxima expresión en la HBO con obras maestras como A dos metros bajo tierra, The Wire o Los Soprano y no parece querer bajar el pistón con  Boardwalk Empire o Juego de tronos. Juntarlos a ambos era prometedor, quizá demasiado. Pero hay pocos cosas más gratificantes que tener altas expectativas sobre algo y que estas sean superadas.

Las series son un tipo de narración que requieren un proceso de maduración, dejar que los personajes vayan creciendo y que las tramas vayan tomando forma, no es como una película en que todo puede estar perfectamente medido desde el primer minuto. Por eso el nivel del primer episodio no es necesariamente un indicativo del nivel que tendrá la serie. Un mal piloto puede resultar en una gran serie (como es el caso de la española Museo Coconut) y un piloto sobresaliente puede desembocar en una serie floja (como The Walking Dead), aunque no suele ser la dinámica habitual. En el caso de The Newsroom estamos ante el que tal vez sea el mejor piloto de los últimos años, a la altura del de A dos metros bajo tierra o el mítico piloto de los patos en la piscina de Los Soprano.

En su nueva serie, el guionista de La red social se lanza a degüello a relatar los problemas a los que se enfrenta el periodismo moderno. Will McAvoy (Jeff Daniels) es un presentador de noticias que ha alcanzado el éxito gracias a no molestar a nadie. En una arrolladora escena inicial en la que tras ser apretado por el moderador de un debate para que de una respuesta mínimamente comprometida, explota humillando a una estudiante que le había preguntado por qué Estados Unidos es el mejor país del mundo: resulta que Estados Unidos no es el mejor país del mundo. El incidente provoca una espantada general de su equipo, y el proceso de renovación de la plantilla de Will es liderado por una antigua relación (Emily Mortimer), que tras años como corresponsal en los lugares más peligrosos del mundo vuelve a una redacción convertida en un huracán.

Llega el primer teletipo, llegan los primeros conflictos. El 20 de abril de 2010 la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, arrendada por BP, explotó a 80 kilómetros de la costa de Louisiana. Mientras las agencias informan de la imposible operación de rescate entre llamas de 45 metros de altura, dos llamadas telefónicas ponen a la redacción en una nueva dirección: No sólo no se tiene ni idea de cómo frenar el vertido sino que los materiales usados en la explotación no habían superado las pruebas previas. Entonces empieza el debate que atenaza a los periodistas actuales: ¿Jugamos la carta segura de la operación de rescate o nos lanzamos al cuello de gente que podría acabar con tu carrera? ¿Hacemos el trabajo como soñábamos al entrar en la facultad o aseguramos que el salario llegue a casa a final de mes? ¿Tomamos el camino fácil de seguir la estela de las agencias o creamos nuestras propias noticias a riesgo de encontrarnos en un callejón sin salida en el peor momento?  ¿Nos jugamos el encontrarnos una demanda al volver a casa?

Era cuestión de tiempo el que Aaron Sorkin abordara el mundo del periodismo, ya que él mismo ha tenido siempre cierta vocación periodística en sus obras, desde El ala oeste de la Casa Blanca a La guerra de Charlie Wilson pasando por La red social o el futuro biopic de Steve Jobs. Desde la cabecera, The Newsroom mantiene todos los elementos que han caracterizado al guionista newyorkino: diálogos veloces, con largas parrafadas y sentencias contundentes, y por supuesto esas conversaciones cruzadas de personajes que van caminando por pasillos que se convirtieron en imagen de marca de El Ala Oeste de la Casa Blanca. Hay quien critica a Sorkin por sus diálogos imposibles, porque sus personajes lanzan largos monólogos sin atascarse, improvisando potentes argumentos como quien comenta el tiempo. Y es cierto, pero una de las primeras lecciones a la hora de escribir diálogos es que los personajes nunca hablan igual que en la vida real, sólo parece que lo hacen. Y en el caso de Sorkin lo parece, aunque sólo sea porque su velocidad no te da tiempo a pensar que ese tipo habla demasiado bien y porque lo que dicen sus personajes es condenadamente interesante. También se mantiene ese tono políticamente alineado que el autor, ferviente demócrata, nunca se ha molestado por ocultar.

Junto al excepcional reparto, algo que se da por supuesto en una producción de la HBO, el gran acierto de la serie es el hecho de tratar noticias reales con la perspectiva que da poder analizarlas dos años después. Con esto Sorkin le da un peso tremendo a su tesis, dejando que la serie se mueva en un espacio indefinido en que parte es real y parte es ficticio, pero en la que incluso esta parte podía haber ocurrido en cualquier redacción, casi en la línea marcada por JFK de Oliver Stone.

No cabe duda que The Newsroom tiene todos los elementos para convertirse en uno de los buques insignia de la HBO, por el momento el piloto ya es de visión obligada en las facultades de periodismo. No únicamente por la calidad de su factura, sino también por la voluntad de denuncia social con la que puede tomar el relevo de The Wire. La información es la base para una sociedad libre, y más durante una profunda crisis económica de la que no se acaba de ver la salida. Una persona que no sabe qué está ocurriendo o qué puede pasar es una persona a la que se le puede asustar fácilmente, y usando el miedo puedes conseguir que una persona haga casi cualquier cosa que quieras. De sociedades desinformadas y miedosas han salido los peores regímenes de la historia de la humanidad. Y hoy la calidad de la información está cayendo en picado.

Anuncios

Acerca de Javier Elío

Periodista. Guionista. Pitoniso fracasado. Farsante. Idiota
Esta entrada fue publicada en Series de televisión, Televisión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s